"mientras sigo a la gente que me interesa, porque la única gente que me interesa es la que está loca, la gente que está loca por vivir, loca por hablar, loca por salvarse, con ganas de todo al mismo tiempo, la gente que nunca bosteza ni habla de lugares comunes, sino que arde, arde... "
Jack Kerouac.

lunes, 4 de enero de 2010

Liverio

Me doy cuenta ahora que te necesito o te necesité. Pero ni tiempo verbal ni forma de conjugar importa para esto; te necesito, los necesito. Me nutro de todos, y voy absorbiendolos, ablandando mi carne con la saliva de aquellos, lustrando mi piel con el karma de ustedes. Con tal de reirme finjo escuchar una radio sin pilas y responder "al hambre no hay pan duro" educadamente cuando las señoronas me miran consternadas. Asi me descubro al espejo como otro experimento del Dr.Frankenstein, untado de la esencia de tantos que soy y no soy yo. Me miro el brazo y descubro el primer tatuaje que se hizo mi prima segunda, observo la cicatriz del vecino en mi frente y frente al espejo sonrio(con las caries que tuvo alguna gitana de adolescente).
Y aunque presienta que alguna vez voy a tener problemas legales, me pierdo en la locura de llamarme a veces como ella sin importarme más que su delicioso nombre de actriz. Otras veces me posee el terror de poder entender la lujuria de ellas al gritar barbaridades, o de sucumbir de rodillas por esos mientras tocan el piano; de realmente ser nosotros o ella o vos. Empiezo a frotarme contra las sillas y oler el respaldo, buscando la mixtura, las diferentes formas de tocar, o de gemir que quedan impregnadas. Me persigue el miedo fantasmal de dejarme poseer del todo y para peor por una maceta con apellido compuesto. Espantado busco un espejo donde reconocer el beso en el cuello que le dejaron a alguna señorita francesa, o tocar el dedo amputado del tio Alberto en mi mano. Respiro aliviado al descubrir que jamás podria ser una maceta.

2 comentarios:

presa-en-mi-ciudad dijo...

Descubrirse a uno mismo es algo único, y lograr hacerlo valer es aun mejor. Cuan difícil es enfrentar los escollos y adversidades de la gente que nos rodea, es cierto, sin embargo, eso también puede ser un estímulo para hacerse más poderoso en el camino que uno auténticamente elige.

Soy Clarisa, gracias por tu comentario en mi blog. Una grandeza, Demian.

German dijo...

Bien vieja, aunque me han gustado mas otras cosas tuyas. Saludos.